Ejempla Logo

  Actualidad

La noche mágica

El efecto que generó Edwin Cardona con su gol fue el nacimiento del equipo de los livianos. Pero con una obediencia sorpresiva que se adhirió a una explosión previsible.

Arce sorprendió con el dibujo de un 4-1-4-1. Con Cristian jugando de Marcos como el hombre de auxilio para evitar el mano a mano que buscaba Bauza con Di María contra Moreira y Gaitán contra Alonso.

Rodrigo Rojas y Miguel Almirón eran los volantes adelantados con la misión de incomodar la salida de –especialmente- Banega y Mascherano. Derlis por derecha y Óscar por izquierda y Ángel de nueve como viene jugando en Corinthians.

El Kempes empezó a ser testigo de un fantástico primer tiempo de la Albirroja. Para contragolpear hay que tener explosión pero acompañarlo con un equipo compacto que achique bien. Así lo fue invitando a Argentina a jugar a campo abierto. Alguien colgó el cartelito de “prohibido el pelotazo” y Gustavo Gómez abusó del nuevo lema al inicio pero fue lo que se habían juramentado desde el 0-1 cafetero. Asumieron los riesgos y nunca la rifaron en la inicial. Riveros patrulló por delante, los internos lograron el cometido de que el balón sea de los zagueros y se buscó al nueve ágil y las flechas por las bandas.

Un par de cambios de frente que dieron cierta libertad a Gaitan, adelantaron a los defensores y dejaron un espacio apetecible. Como quien invita a la presa para luego devorársela. Un balón largo de Riveros y Ángel fue el mejor pivot al utilizar su control para dejar en el piso a Mustacchio y giró hacia la orientación que pedía la jugada. Rojo desequilibrado para que Derlis pique como si fuese la última bola. Demichelis no pudo cerrar. Todos sabíamos que González le iba a pegar fuerte menos Sergio Romero que volvió a ser protagonista de un gol muy celebrado como aquel de Haedo en el 2009.

El gol inyectó mayor apresuramiento a un equipo que seguía siendo salvado por la entrega de Mascherano. Paraguay tuvo un par de jugadas para extender la ventaja. Di María fue a la zona del perfil cambiado para buscar más disparos como el que había estrellado en el palo izquierdo de Villar minutos después del gol de Derlis. Si Gómez se pasó de revoluciones, hay que señalar que el buen toque generó la mejor salida con Gustavo a Villar, éste para Alonso y Junior se apoyó en Almirón y Óscar para un juego de alto vuelo.

Pero los triunfos históricos de Paraguay están destinados a que el sufrimiento acompañe. Como si la estoica ecuación del “si no se sufre, no vale” reinara. La segunda etapa tuvo tres minutos de furia. El brazo distanciado de Da Silva no dejó dudas para la sanción del penal. Allí apareció el otro histórico para bancar al compañero. Justo Villar no se comió ninguna finta de Agüero y achicó su arco para la tapada. No obstante, la mejor atajada fue la que siguió inmediatamente. El Kun, protagonista mediático de la previa, buscó su revancha y Justo volvió a aguantarle todo hasta que sacó de donde más les duele a los arqueros, parte inferior del primer palo. Villar conjugaba sus mejores facetas demostradas en Argentina: penales modo Copa América 2011 y salvada superlativa en homenaje al 0-0 del 2004.

El grito del público cordobés por Dybala, su joya, no solo expresaba el deseo de ver al chico de la provincia. Era el claro malestar hacia jugadores que brillan en sus clubes cada fin de semana y son desconocidos con la Albiceleste. Bauza empezó a llenar de delanteros sin sacar a las vacas sagradas (Higuai, Agüero). Entró el propio hombre de Juventus más Lucas Pratto por Gaitan y Banegas, los que debieron desplegar fútbol y quedaron en el intento, punto para Chiqui. Arce reaccionó a tiempo y ante cada ofensivo, colocaba a un defensivo y frescura física. Lo metió a Celso Ortíz por Miguel Almirón cuando vio que Dybala tenía libertades que no hubo en el primer tiempo. Cuando vio que Moreira era rebasado, lo mandó a Bruno Valdez para alargar la línea defensiva que se volvió en una de cinco con el hombre del América como stopper por izquierda. Así Gómez se acercaba al lateral de River. Hernán Pérez por un exhausto Ángel de gran juego como nueve. Derlis terminó en la zona de centrodelantero.

Con el amontonamiento de hombres de ataque en Argentina y su lógica desesperación, la línea defensiva de la selección llegó a ser de siete con el apoyo de Pérez y Romero por los costados. Un frontón lo que puso Arce por delante de Villar y desnudó la falta de ideas de un equipo que sin Messi es terrenal y uno se pregunta que sería si hasta se le sacara el corazón de Mascherano.

Escribo estas líneas mientras se va vaciando el Marío Alberto Kempes. La brisa agradable de la noche cordobesa se lleva las últimas voces mayoritarias de lamento y el júbilo de ese puñado que disfrutó quedarse hasta el final por razones de seguridad. La alegría alcanzaba niveles incontrolables por haber ganado pero también por lograrlo con un primer tiempo que combinó disciplina y explosión y porque se venía del peor partido.

Cuatro titulares (Gómez, Alonso, González y Almirón) fueron integrantes del sub 20 de hace apenas tres años en el mismo país. Tal vez se recuerde este encuentro como su bautismo en un futuro. La nueva camada se debía un partido a lo grande. Pinta para ser fundacional. Lo que se haga en el siguiente combo definirá si es para sostener el recambio o una eventualidad de las necesidades. Lo concreto es que Córdoba fue testigo de la primera derrota de su selección y de la noche mágica de la Albirroja. 

  • Foto por : AFP
   
  Más artículos en Actualidad

Un viejo conocido

Se viene Argentina, un rival al cuál la Albirroja se había cansado de enfrentar el año pasado.

Paso amargo

Cuando se hace culto de algo que se contó con una cuota excepcional, se corre un riesgo. El partido ante Chile fue un versículo sagrado de todos, protagonistas y espectadores, como el modelo a seguir.

Vuelven las Eliminatorias

Vuelven las Eliminatorias y el rival es el familiar Colombia. En los últimos días, entre el Mundial Futsal Fifa y los cruces de la Sudamericana, la conexión cafetera en el ámbito futbolístico ha sido constante.

     
Entendé a tu mundo,
cada semana,
en tu inbox.

Una síntesis de los mejores artículos publicados.