Ejempla Logo

  Actualidad

Vuelven las Eliminatorias

Vuelven las Eliminatorias y el rival es el familiar Colombia. En los últimos días, entre el Mundial Futsal Fifa y los cruces de la Sudamericana, la conexión cafetera en el ámbito futbolístico ha sido constante.

También fue el único rival de Conmebol, al que la Albirroja enfrentó en la Copa América Centenario en junio pasado.

“No creo que se parezca a aquel partido” me dice Francisco Arce sobre aquel encuentro en el Rose Bowl en Pasadena. Es parcialmente cierto ya que las Eliminatorias ofrecen un entorno único que repercute tanto en el local como en el visitante. El combo pasado fue un reflejo fiel a esta corriente: siete de diez locales ganaron. Paraguay y Colombia se adhirieron a la causa, ganaron de local y perdieron de visitante.

No obstante, el equipo de Pekerman ha tenido un buen desempeño cuando le tocó salir del Metropolitano de Barranquilla. De las cuatro salidas, incluyendo la última a Manaos que fue derrota 1-2 ante Brasil, registra un triunfo en la altura de La Paz (3-2), un empate en Santiago (1-1) y la estrepitosa caída en Montevideo (0-3).

Un elenco que viene de un proceso que tuvo su techo en el Mundial pasado y que sostiene al técnico con mayor vigencia luego del Uruguay de Tabárez, la selección Colombia muestra una mecanización difícil de encontrar en estos tiempos cortos a nivel de selección.

El dibujo que se impone es el 4-2-3-1 con un arco que no admite discusión de dueño. David Ospina es el titular y probablemente sea, junto a Claudio Bravo, el mejor arquero de este lado del continente a nivel mundial. Aún queda en la retina su atajada ante un cabezazo de Óscar Romero en la noche californiana.

El lateral derecho ofrece la primera incógnita. Ante la lesión de Stefan Medina, todo indica que Santiago Arias debería recuperar el puesto pero la condición de visitante y el juego aéreo de Paraguay ha hecho que el técnico convoque a Daniel Bocanegra, lateral que puede desempeñarse como zaguero. Su altura y la pegada en tiros libres –que lo diga Sol que sufrió su gol el martes pasado- pueden ser factores de desequilibrio ante Arias que sube mejor.

La zaga central es de los Murillo. El liderazgo recae en Jeison, el hombre del Inter de Milán que a pesar de sus 24 años es todo un experimentado quien se consolidó con aquel duelo ante Brasil en la Copa América de Chile el año pasado. Sin una estatura considerable, maneja los tiempos de salto y anticipo. A lado, lo tendrá a Óscar quien le ha ganado a Cristian Zapata para ser el acompañante de Jeison. La izquierda es de otro hombre que pasó por Villa Elisa hace días. Farid Díaz es un lateral de mucha subida y le ha sacado una clara ventaja a Fabbra.

La línea de contención ha sufrido la lesión de Daniel Torres. Eso redobla la presencia de Carlos Sánchez, el de mayor oficio en esa zona del campo. La baja de Torres obligó a la convocatoria de Mejía aunque el llamado sorpresivo de la lista original fue de Abel Aguilar quien podría ser el acompañante de Sánchez. Wilmar Barrios sorprendió en el último partido para pegarse a Neymar aunque el jueves no encontrará ese tipo de rival.

Lo más vistoso de Colombia está en el trío que juega por detrás de Carlos Bacca. La última lesión de James activó la alarma que resultó ser falsa en EEUU y la sufrió el equipo de Ramón. Los otros dos quienes solían ser titulares perdieron terreno: Juan Cuadrado y Edwin Cardona. Últimamente a James lo acompañaron Macnelly Torres, el enganche de Nacional y Luis Muriel, un delantero que cumple el rol táctico de tirarse hacia la banda izquierda pero que rápidamente acompaña a Bacca. La baja de James podría ofrecer un lugar a Cuadrado o Cardona. Dependerá de Pekerman si quiere velocidad o control.

Arriba está Bacca, delantero inteligente tanto para moverse como para definir. Los días en Millanello habrán servido para que Gustavo Gómez estudie los movimientos de su compañero rossonero para anular todo tipo de peligro que pueda ofrecer el hombre más adelantado de Colombia.

Así llega la selección que siempre nos ganaba en la fecha final los partidos sin importancia –exceptuando la última, siempre clasificada la Albirroja- para cerrar las Eliminatorias. El nuevo fixture ofrece un juego vital para que el vuelo a Córdoba no tenga el equipaje extra de la presión.

  • Foto por : StockSnap
   
  Más artículos en Actualidad

La noche mágica

El efecto que generó Edwin Cardona con su gol fue el nacimiento del equipo de los livianos. Pero con una obediencia sorpresiva que se adhirió a una explosión previsible.

Un viejo conocido

Se viene Argentina, un rival al cuál la Albirroja se había cansado de enfrentar el año pasado.

Paso amargo

Cuando se hace culto de algo que se contó con una cuota excepcional, se corre un riesgo. El partido ante Chile fue un versículo sagrado de todos, protagonistas y espectadores, como el modelo a seguir.

     
Entendé a tu mundo,
cada semana,
en tu inbox.

Una síntesis de los mejores artículos publicados.