Ejempla Logo

  Vida

Lorenzo Prieto, el paraguayo récord Guinness

A 50 años de 'la gran hazaña', Don Lorenzo Prieto recuerda como si fuera ayer su época dorada cuando se convirtió en el campeón mundial de permanencia en bicicleta y batió el récord Guinness.

Don Lorenzo Prieto tiene 71 años, nació el 27 de octubre de 1943. Según él tiene dos nacimientos, ya que realmente nació sobre el Río Paraguay en Palma Sola, Chaco, pero a los nueve días de nacido su mamá lo llevó a Trinidad donde fue anotado y es trinidense por documentos. Es el mayor de una hermana, quien vive en Venezuela hace 50 años.

Es viudo. Su primera esposa ya tenía una hija a la que don Lorenzo adoptó como suya, luego se sumaron un varón y una nena más. A los 5 años de haber quedado viudo conoció a su actual pareja, Raquel, con quien tuvo a su segunda hija y con quien está hace 30 años. Sus hijos ya lo hicieron abuelo de varios nietos.

Fue el primer paraguayo en cruzar la Cordillera de los Andes sin bajar de la bicicleta y obtuvo el Título Mundial de Permanencia en Bicicleta en 1965. Tres libros cuentan acerca de su vida, su trayectoria, sus viajes, sus tiempos de permanencia en bicicleta y mucho más. El 24 de abril, el correo paraguayo presentará una edición de estampillas de Don Lorenzo Prieto.

Su interés por las bicicletas

“Lorenzo Prieto fue doble en 23 películas” comenta con cierto aire de nostalgia Don Lorenzo. Es locutor profesional y animador de fiestas, además de quiropráctico y haber aprobado el 3º año de medicina en México, donde no pudo seguir sus estudios por no contar con las condiciones ni los medios necesarios. “Fui masajista del Olimpia en la época de Arístides del Puerto” recuerda brevemente y agrega que también tuvo un grupo musical llamado ‘Columbia Jazz’ de Victoriano Pino.

Su curiosidad e interés por la bicicleta nació luego de haber visto al entonces campeón de permanencia en bicicleta en Brasil. “Con el grupo fuimos a un carnaval de Río de Janeiro y allí conocí a Silki Savagge, el campeón de aquel entonces. La gente lo acompañaba a pie en un circuito de una cancha de basquetbol” comenta Don Lorenzo y afirma haberse acercado a hablarle al campeón pero no esperaba obtener aquella respuesta.

“Campeón, qué lindo es lo que usted está haciendo. Me gustaría algún día hacer todo esto y ser como vos, le dije y me miró de pies a cabeza y se rió. Luego me preguntó de qué nacionalidad era y le dije que era paraguayo, ahí mas grande se rió de mí” relata Don Lorenzo.

Silki Savagge le había dicho que eso no era para un paraguayo alfeñique como él, a lo que el joven Lorenzo le respondió convencido: “Este paraguayo alfeñique algún día te va a sacar el título, acordate de mí”. Cuenta que se retiró molesto porque le tocó su país y él afirma ser una persona que ama su país. “Sentí que nos ofendió” agrega.

“Este paraguayo alfeñique algún día te va a sacar el título, acordate de mí"

— Lorenzo Prieto

Si bien estuvo fuera del país 10 años, recorrió 82 países pero dice que “no hay otro Paraguay, Paraguay es único, en todo el sentido de la palabra”.

A los 13 años empezó a pedalear y al volver de ese viaje escuchó que en el Club Guaraní se iba a hacer un evento de resistencia física. “Había permanencia en el agua, en patines, en bicicleta y ahí me animé, me anoté. Yo no tenía ni bicicleta siquiera pero me anoté para participar” recuerda Don Lorenzo y cuenta que al último momento encontró una bicicletería en Colón y 5ta “El Pedal”. El dueño le dijo que le iba a prestar la bicicleta con la condición de que pondría una calcomanía de propaganda, lo cual le pareció justo y aceptó. De esa manera, Lorenzo ya tenía bicicleta para competir y se presentó. “Gané el campeonato nacional con 24 hs” comenta feliz Don Lorenzo.

Después de eso, tuvo su primer viaje que fue a la Argentina y en distintas ciudades hizo permanencia, donde iba aumentando sus horas.

En Buenos Aires cantó en un restaurante italiano y ahí se entera de que en Montevideo iba a haber un campeonato sudamericano de permanencia en bicicleta. Sin un peso para nada pero convencido de querer cumplir su sueño, habló con el dueño del restaurante, le contó lo que hacía y cerró un trato. “El tano se sorprendió y me dijo que él me llevaría, que sería mi representante. Y así lo hicimos, fuimos a Montevideo, me anoté y ahí se hacía primero una eliminatoria y luego se competía con el campeón sudamericano. Gané la eliminatoria y después me preparé para competir por el título sudamericano con el boliviano Mario Niño de Guzmán, campeón del ’63. Le saqué el título sudamericano” recuerda nostálgico.

El récord del boliviano era de 120 horas y él hizo 146 horas, con ése récord vino a Paraguay y envió su propuesta al Brasil para competir contra el campeón mundial. Mientras tanto programó su viaje a los Estados Unidos, fue en una misión oficial para visitar la tumba de Kennedy.

PEDALEÓ DURANTE 4 MESES HASTA EE.UU.

“En el ’64 hice Asunción-Dallas-Texas en un total de 4 meses y llevé 10 kilos de tierra paraguaya, una placa de bronce de 15 kilos, la mochila, la guitarra al hombro y me convertí en el primer paraguayo en cruzar la Cordillera de los Andes sin bajar de la bicicleta, me sirvió como un entrenamiento”, cuenta.

Llegó hasta la tumba de John F. Kennedy, por el camino fue detenido por la guerrilla guatemalteca durante 12 horas y después le soltaron, llegando a Estados Unidos donde dejó la tierra, la placa, la bandera y la bicicleta. “Las autoridades norteamericanas me regalaron un viaje alrededor de los EE.UU. y un pasaje de vuelta al Paraguay, además de regalarme 2500 dólares para mis gastos” señala Don Lorenzo.

Record imbatible
Record imbatible

Muchos han intentado sin éxito superar las 178 horas de permanencia en bicicleta de Lorenzo Prieto.

A su vuelta de los EE.UU. ya estaba todo listo para ir a competir contra el campeón mundial de permanencia en bicicleta Silki Savagge y viajó hasta Sao Paulo donde llegaron a un acuerdo. Si Lorenzo le ganaba a Silki, iba a tener la oportunidad de competir por el título del mundo y le ganó. Entonces después se sorteó para ver donde iban a competir y fue en Paraguay donde se llevó a cabo la competencia que inició el 26 de marzo de 1965 y a las 96 horas de haber iniciado, abandonó el duelo Silki, Lorenzo Prieto ya era el campeón virtual del mundo.

A las 14 horas del 2 de abril ya igualaba y comenzaba a superar la marca mundial de 172 horas. “A las 20:15 yo finalicé el evento habiendo superado por 6 horas y 15 minutos el récord mundial” expresa Prieto, feliz al recordar su hazaña.

Después de eso viajó a varias ciudades y países, defendiendo el titulo mundial. En Buenos Aires se encontró con Luis Alberto del Paraná y éste le dijo que lo llevaría a Europa y lo cumplió.

Don Lorenzo fue a España y Francia, además fue al Principado de Mónaco donde se organizó el décimo campeonato mundial de permanencia en bicicleta. Anteriormente ya había hecho 30 días en dos oportunidades pero no le reconocieron por falta de respaldo. Lo que él quería era que le reconozcan los 30 días para marcar una considerable diferencia y quedar en la historia.

Le dijo eso a Paraná y gracias a él, quien gestionó todo, Don Lorenzo Prieto fue el primer paraguayo en figurar en el libro Guinness de los Récords, como el Campeón Mundial de permanencia en bicicleta.

Todos los años en el mundo se hace la competencia de permanencia en bicicleta, a pesar de eso, don Lorenzo comenta, “una marca jamás igualada y mucho menos superada. Hasta hoy en día somos dueños y señores del récord mundial de permanencia en bicicleta y también récord mundial de kilometraje Asunción-Ciudad del Este. Hice ida y vuelta sin bajar, en tiempo récord de 51 horas, más de 650 km”. Don Lorenzo cuenta que utilizaba una bicicleta normal, común, sin cambios, sin nada y que hasta hoy en día, en cualquier momento pedalea.

¿En qué consiste este deporte? 

Consiste en permanecer en bicicleta la mayor cantidad de horas y días sin bajar, sin pisar tierra, hasta que se diga que ya no aguanta más. “Andar en el circuito de una cancha de basquetbol donde tenes que estar pedaleando permanentemente, obviamente que tiene un reglamento porque es un deporte. El reglamento dice que el ciclista tiene cada una hora, 5 minutos libres para atención médica por ejemplo y es acumulable, pero no se pisa tierra, todo se hace sobre la bicicleta. Para tal efecto hay que tener cuatro ayudantes, dos de día y dos de noche. No se utiliza piñón fijo” explicó Don Lorenzo. “Mucha gente no sabe que soy patrimonio nacional” finaliza diciendo el campeón mundial de permanencia en bicicleta que cuenta con el récord mundial de 178 horas y 15 minutos.

  • Foto por : Alec Moore
   
  Más artículos en Vida

La noche mágica

El efecto que generó Edwin Cardona con su gol fue el nacimiento del equipo de los livianos. Pero con una obediencia sorpresiva que se adhirió a una explosión previsible.

Un viejo conocido

Se viene Argentina, un rival al cuál la Albirroja se había cansado de enfrentar el año pasado.

Paso amargo

Cuando se hace culto de algo que se contó con una cuota excepcional, se corre un riesgo. El partido ante Chile fue un versículo sagrado de todos, protagonistas y espectadores, como el modelo a seguir.

     
Entendé a tu mundo,
cada semana,
en tu inbox.

Una síntesis de los mejores artículos publicados.